14
Abr
10

Antecedentes de la revolucion mexicana: El porfiriato

Dentro de la historia de México, la palabra porfiriato nos remite inmediatamente a toda una época de nuestra historia nacional que estuvo bajo el dominio de un solo personaje: El Gral. Porfirio Díaz. Fueron alrededor de 30 años en el ejercicio del poder. En abril de 1877, Porfirio Díaz subió a la silla presidencial en la cual permaneció hasta 1910, con una sola interrupción de cuatro años (1880-1884), periodo en el que ocupó la presidencia el Gral. Manuel González. Es curioso saber que Díaz llegó al máximo poder enarbolando el Plan de Tuxtepec promulgado en Oaxaca en enero de 1876, en el cual, uno de los puntos centrales a defender era: La No- Reelección.

La tarea central del gobierno de Díaz fue lograr el desarrollo del país dentro de un ambiente de orden y progreso. Al triunfo de la rebelión de Tuxtepec, el Gral. Díaz y su grupo proponían que, “había que enganchar a México a la locomotora del progreso” antes que ésta nos arrollara. Para lograr el objetivo, durante el tiempo que duró su dictadura impulsó el desarrollo de las condiciones políticas, jurídicas y materiales que permitieran el crecimiento de la economía. Con su esquema de gobierno de “poca política y mucha administración”, se propuso la realización de su proyecto modernizante, levantando la bandera de la civilización y del progreso contra la barbarie y el atraso.

El gobierno de Porfirio Díaz abrió las puertas a los capitales del mundo. México no tenía los recursos para desarrollar su economía; de ahí que, su papel principal era el de proporcionar las obras de infraestructura en comunicaciones y transportes para agilizar la ruta hacia el progreso. En 1898, México ya estaba ligado con el mundo exterior a través de su ferrocarril. Tenía nuevas rutas postales, teléfono, cable marítimo internacional y telégrafo. No obstante el progreso material que se logró en el país, la ciudadanía en general resintió la política de garrote e intolerancia de la dictadura, experimentando el dominio y control total que se ejercía desde la Ciudad de México hasta el más alejado de los municipios. Además, vio como se liquidaba el proyecto social, al suprimir la democracia como forma de gobierno. La apertura porfiriana al capital mundial, dio como resultado el nacimiento de un sector social extranjero que junto con la oligarquía nacional prácticamente eran los dueños del país. En la agricultura, un ejemplo de ello lo constituye la famosa “Ley de Deslinde y Colonización de Terrenos Baldíos”, que trajo como consecuencia la formación de grandes latifundios y el despojo de tierras a las comunidades indígenas y a los campesinos del país.


0 Responses to “Antecedentes de la revolucion mexicana: El porfiriato”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


La Revolucion: Diego Rivera

El papel del arte revolucionario

Durante y después de la Revolución Mexicana se elaboraron imágenes plásticas que representan la lucha revolucionaria, sus logros o a los protagonistas de la contienda (Emiliano Zapata es uno de los más retratados, pero también hay imágenes de Pancho Villa, Francisco I. Madero y otros). Sin embargo, no todas estas imágenes dicen lo mismo. Cada pintor tuvo su propia opinión de la Revolución según la experiencia que vivió durante esa época, y de acuerdo a la posición política y social en que se ubicó durante y después de 1921.
abril 2010
L M X J V S D
« Mar    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

Categorías


A %d blogueros les gusta esto: